Facebook Twitter Google+ E-Mail

Albañiles trabajando, humor

Hay que ser bien feo para que un albañil se te ponga a trabajar en lugar de mirarte, no? Bueno, ahora ya sabés, ese es el límite de la fealdad y esperemos por favor que no le pase más a nadie cosas por el estilo. Y ustedes albañiles, de última disimulen un poco, es de muy poco caballero ponerse a trabajar!

Albañiles trabajando, humor