Facebook Twitter Google+ E-Mail

Charla entre un ojo y una oreja

La charla entre un ojo y una oreja puede ser muy interesante. Sobre todo porque hay que medirse con lo que se dice, porque se podría entrar en paradojas. Como la de decir “mirá” a una oreja. De situaciones así podemos reírnos mucho, y esta no es la excepción, al verla me maté de la risa.

Charla entre un ojo y una oreja