Facebook Twitter Google+ E-Mail

Lo que querías tener, lo que pudiste pagar

Muchas veces existe una gran diferencia entre lo que querés tener y lo que podés pagar. A continuación tenés un claro ejemplo de lo que estoy diciendo, aunque, de todos modos, yo me quedo con la imagen número 2. Y vos con cuál te quedás?

Lo que querías tener, lo que pudiste pagar